El Gobierno en un juego de pinzas

#TeoremaBaglini Mauricio Macri busca una foto con los gobernadores, que pueda ser mostrada como el acuerdo en torno al Presupuesto 2019. La idea de la foto es buena para Instagram, pero la política tiene aristas que escapan al juego de los likes y los corazoncitos. Los mandatarios provinciales quieren conocer el detalle del ajuste que plantea el Gobierno, que es la condición que puso el Fondo Monetario Internacional para adelantar el dinero previsto para 2020 y 2021, al año que viene. Año electoral, presidencial, donde Cambiemos se juega el destino de su posible reelección y la oposición, la expectativa del reemplazo. Pero nadie quiere ponerle el cascabel al gato del ajuste, sin la posibilidad de traducir eso en apoyos populares. Por eso, teorema de Baglini de por medio, los gobernadores harán valer un apoyo de intermediarios con un sabor agridulce y una dificultad. Porque, por un lado, la idea de achicar el gasto (que algunos comparten con el Gobierno nacional), les puede significar un desmanejo social y político en su propios territorios. Y la dificultad estriba en que no se pueden trasladar siempre y de manera mecánica los supuestos acuerdos que se derivan de una foto al Congreso nacional, donde la batalla del Presupuesto 2019 marcará la agenda de acá a diciembre, el mes más caliente del calendario político de la Argentina. Bonus: El precio del dólar y ciertas previsiones en torno a su desempeño, también formó parte de la columna que compartimos con Efra Rozenberg y Tiki Barral en #AsíArrancamos, que va por Radio Latina FM 101,1, de lunes a viernes de 6 a 9.
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Google+
Email

“Somos una sociedad infantil en muchos sentidos”

#Debates De la Emergencia Social, que diversos sectores de la política reclaman como respuesta al impacto de las políticas económicas, a la declaraciones de Dady Brieva, que dijo hace unas horas “quiero que Macri se quede hasta el final y que la pasemos mal para que no compremos más espejitos de colores”. De esto charlamos en nuestra columna en #AsíArrancamos, con Efra Rozenberg y Tiki Barral, en Radio Latina FM 101.1. (lunes a viernes de 6 a 9).
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Google+
Email

Andrés Ibarra, el candidato de Macri para Boca

#Ibarra en Boca o como Mauricio Macri vuelve a las fuentes. Andrés Ibarra es vicejefe de Gabinete y fue, hasta hace pocos días, ministro de Modernización. Pero, sobre toda otra consideración, es un auténtico hombre de confianza de Mauricio Macri. Lo es desde 1980, cuando ingresó al Grupo Socma, con un paso por las empresas de la familia Macri (incluido el Correo en su etapa concesionada), hasta su participación en la gestión de Boca Juniors, con Mauricio en la presidencia. Lo siguió siendo cuando “entró” en política en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con sus buenos servicios prestados en la causa, aún pendiente de juicio, de las escuchas ilegales, que llevaron al propio Macri a asumir procesado la Presidencia en 2015. Su paso por la función pública como ministro incluyó el sesgo “modernizador” de las planillas de Excel, con miles de despidos de la planta del Estado. Ahora, a un año de la doble elección (las de la Argentina y las de Boca Juniors), el destino de Ibarra puede tener color de candidatura. Pero será en el club de la Ribera, donde Ibarra ¿afrontará? la tarea de intentar presidir la institución que le dio a su antiguo jefe y actual referente el trampolín a la política. Un lugar al que Mauricio Macri, de algún modo, puede llegar a querer volver, toda vez que eso que llaman realidad, se complica tanto, que el Presidente añora los tiempos de los goles de Palermo y compañía, como quien extraña el gusto de las cosas simples de la vida. De esto hablamos en #FútbolAlHorno, con Flavio Azzaro y los compañeros del programa. Cada domingo, de 13 a 15, en la pantalla de Canal 26.
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Google+
Email

El rumor como forma de comunicación política

#Ajuste Un fin de semana diferente en la política argentina. Cuando tanto se habla de confianza, el cierre de la peor semana del manejo político del Gobierno trajo más dudas que certezas. Operaciones de todo tipo, incertidumbre, mucho potencial junto en una misma noticia. En eso consistió el finde en la Argentina. Un inmenso focus group, donde se tiraron datos de todo tipo, que fueron testeados en su recepción a la par de la clásica rosca (que de nuevo no tiene nada), para redefinir el marco de alianzas, nombres y cargos al interior de la coalición gobernante. En el fondo, la economía, siempre la economía. Porque donde se habla de ministerios, de reacomodamientos, se oculta la palabra que es el eje de esta historia, el protagonista central: el ajuste. Allá, en Washington, espera el Fondo Monetario Internacional, con el cuchillo entre los dientes, en la mesa que está servida, esperando al comensal que se invitó solo al banquete. A la noche, en tanto vuelve Marcelo Tinelli. Porque el show debe continuar. PD: Esta columna, de la charla que tenemos habitualmente con Efra Rozenberg y Tiki Barral en #AsíArrancamos por Radio Latina FM 101.1, la tuvimos en la mañana del lunes 3 de septiembre. En tiempos de mensajes grabados, lo correcto es decir a qué hora se dicen las cosas que se dicen.
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Google+
Email

Una causa de lavado de dinero que toca a River Plate

#PlataNegra Valentín Díaz Gilligan era el subsecretario general de la Presidencia. En febrero de este año renunció a su cargo, al conocerse una investigación del diario El País, de España, que mostraba la existencia de una cuenta no declarada en Andorra, un paraíso fiscal. En su defensa, el entonces funcionario dijo que los 1,2 millones de dólares descubiertos en esa cuenta pertenecían en realidad al empresario uruguayo Francisco Paco Casal, vinculado al mundo del fútbol desde hace muchos años y socio de Díaz Gilligan. Desde diciembre de 2017, Díaz Gilligan es vocal de la Comisión Directiva de River Plate, club al que indirectamente está vinculado Paco Casal a través de Enzo Francescoli, actual manager de la institución de Nuñez. De acuerdo a las normas antilavado el club debiera explicar en la Justicia la situación de esa cuenta (cerrada 3 años antes de la llegada al club de Díaz Gilligan), pero todavía no se presentó en el Juzgado de Claudio Bonadío, que tiene en un cajón desde hace varios meses una causa contra el ex funcionario, acusado de supuesto lavado de dinero. Díaz Gilligan sigue en River Plate. La Justicia investiga, de manera lenta, pero sostenida, en una causa en la que todavía hay mucho por aclarar.
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Google+
Email
Top