Patricia Bullrich y la tangente

#Textualidades Se dice con frecuencia que alguien se va por la tangente cuando evita responder a una pregunta y para ello cambia de tema. No apelaré al recurso de cuestionar a alguien por lo que dijo cuando ya no estoy en diálogo, para no quedarme con el punto final del debate. En cambio, transcribo el texto original de mi pregunta y de la respuesta de Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación. Tal vez pueda ser tomado como un módico aporte a una época de posverdades, de diálogos frente al espejo. De un tiempo en el que construimos realidades sobre la base de frases que se desvanecen en el aire a los pocos minutos. El video y los textuales del amable intercambio, durante una charla con la prensa en el marco de las actividades del G20, están acá. Cada cual saque las conclusiones que pueda o quiera.

Pregunta: En virtud de los cambios en tecnología y la adquisición de material para disturbios y para represión que hubo en los últimos tiempos y teniendo en cuenta también la relación bilateral con Estados Unidos, donde la cuestión seguridad y defensa tienen un lugar preponderante: ¿qué cambios o qué modificaciones en la estrategia argentina, con respecto a estos temas, se puede esperar a partir del G20?

Respuesta: En principio, en cibertecnología nosotros hemos protegido total y absolutamente nuestras redes, las redes del G20. Hubo un solo intento de ataque, que no entraron a las redes. Hoy se dice que ha habido 3 o 4 ataques, no es así: acabo de recibir el reporte del Ministerio de Seguridad y seguramente ahora recibiremos el reporte del ministro Ibarra, sobre estas situaciones que no sucedieron.

Hemos tenido un solo intento y no pudieron entrar a las redes, es decir que todas han estado protegidas.

Los elementos tecnológicos, bueno, tenemos una serie de elementos tecnológicos nuevos. Ustedes han visto camionetas con cámaras que nos permiten no solamente mirar lo que está sucediendo, sino también mirar hacia el interior de la camioneta y de esa manera proteger a los efectivos que van dentro.

Una serie de elementos de orden público, nuevos, motos que pueden ir dándose instrucciones, que fue muy importante para las caravanas, que permiten que todas las cápsulas que vienen. Imagínense que hemos movido entre 3 y 4 veces a cada una de las delegaciones, con lo que se llaman cápsulas, que son entre 10 a 40 autos, con los líderes, con motos, teniendo que generar un camino abierto.

Hoy vamos a tener una jornada de mucho trabajo, porque prácticamente todos se van a la misma hora, así que también le recomendamos a la gente que hoy tiene que tomar vuelos, que vaya temprano al aeropuerto. Igual vamos a dejar momentos, tenemos al equipo del ministro Dietrich y al equipo de Ciudad y Provincia, ordenando para que pueda pasar también la gente que tiene que ir a cada vuelo y las tripulaciones. Tenemos los horarios de cada vuelo comercial y todo está ordenado para que todos lleguen, pero le recomendamos a la gente que vayan temprano al aeropuerto, para no ponerse nerviosos si en algún momento hay una caravana pasando. Vamos a respetar también los horarios de la gente que tiene que llegar a los aviones.

Tenemos alguna tecnología, tampoco tanta. Nos encantaría tener todo lo que se dice, pero no lo tenemos. Tenemos las lanchas, los guardacostas inteligentes, aquí en el río, que acaban de trabajar para no permitir la entrada de barcos a la zona de exclusión.

Tenemos estas nuevas tecnologías con cámaras, que nos generan mucha protección y también mucha información, porque podemos ir siguiendo a las caravanas que se mueven, sabiendo que es lo que está sucediendo desde el centro de comando y control. Este centro es muy adecuado, muy moderno, con más de 3500 cámaras, que las podemos ir buscando de acuerdo a las necesidades.

Pero sobre todo, lo que tenemos, que es lo que yo quiero rescatar: es la gente. Más que la tecnología tenemos 22 mil hombres y mujeres de las 4 fuerzas federales, de la policía de la Ciudad, de la policía de la Provincia y de Tránsito de la Ciudad de Buenos Aires, que están haciendo un trabajo excepcional, con buena cara, explicándole a la gente las limitaciones.

Y quiero dar un dato de color: hasta hoy, en las fuerza federales hemos tenido una sola persona con problemas, que ha sido por hipoglucemia, que tuvimos que internarla en el Churruca. Eso demuestra que el nivel de paz, el nivel de no violencia, en ninguno de los lugares. Tanto la gente que no puede entrar tan cómoda a su casa, como en la circulación, como en las demoras, significa que no hemos tenido hasta el día de hoy, nos falta hoy, no quiero hablar del final hasta el final de lo que nos falta, pero hasta el día de hoy, hemos tenido una sola persona con problemas, que ha sido por una cuestión de hipoglucemia. Eso muestra el nivel de tranquilidad, paz y convivencia que hemos tenido en estos días.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram
YouTube
YouTube
RSS
Google+
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *